Arte/Cine

Festival de San Sebastián 2013: Pelo malo, Concha de Oro al retrato de una Venezuela sin esperanza

por Miguel Muñoz

imageDurante la ceremonia de entrega de premios se hizo significativa una ausencia: la de abucheos. A cada anuncio le siguieron aplausos y un murmullo general de aprobación. Señal de que el jurado de esta edición, presidido por cineasta independiente Todd Haynes, ha hecho bien su trabajo. Encontrar el equilibrio entre lo arriesgado y lo accesible sin caer en ningún extremo.

Pelo malo, ganadora de la Concha de Oro, encaja muy bien en este punto intermedio. Lo suficiente compleja y rica, pero lo suficiente abarcable si se le regala un esfuerzo. Una película “pequeña”, según la definió su propia directora, de grandes resonancias. Con un fuera de campo, mucho más valioso que el propio argumento, que habla de toda una sociedad. A Mariana Rondón le bastan pinceladitas para construirlo. Planos en los que enfoca un noticiario o unos murales para contar la presencia de una política y una religión polarizadas hasta lo absurdo. El temor a la diferencia explicitado en la trama principal: el rechazo de una madre a su hijo, Junior, por su obsesión de alisarse el pelo. La amenaza de la violencia, trazada en la abuela de Junior, que alimenta la presunta homosexualidad del niño porque prefiere que sufra rechazo social a la posibilidad de que se meta en una banda y lo terminen matando. La superficialidad expresada en los concursos de belleza infantiles, a los que la mejor amiga de Junior es adicta. Pelo malo, por tanto, exige al espectador que ponga de su parte. Para comprender que cuando está hablando de una infancia sombría, opresiva y desesperanzada, está hablando de Venezuela.

image

Aunque esta Concha de Oro también se explica por su condición latinoamericana. La presencia en el jurado de dos actores latinos (Diego Luna y Paulina García) permitía adivinar al menos alguna presencia en el palmarés del cine en español que viene del otro lado del Atlántico. Eso y la creciente apuesta del Festival de San Sebastián por posicionarse como referencia mundial en cine latino. De hecho, el mexicano Fernando Eimbcke se llevó la Concha de Plata al Mejor Director porClub sándwich, quizá el premio más discutible. Galardonar al estilo seco y minimalista de una comedia sin demasiadas pretensiones puede ser una forma de desmerecer al inmenso talento visual del que Denis Villeneuve hace gala en Enemy, la gran ausente.

La otra gran triunfadora de la noche fue La herida, ópera prima del sevillano Fernando Franco, que cuajó doblete. La historia de una personalidad al límite (la protagonista sufre un transtornoborderline, aunque ni ella lo sabe ni al espectador se le explica) contada con autenticidad y dolorosa cercanía. La Concha de Plata a la Mejor Actriz para Marian Álvarez estaba cantada. La intérprete madrileña borda un papel intenso y sale victoriosa del enorme desafío que supone aguantar una película que consiste sobre todo en perseguir a su personaje con primeros planos. El jurado decidió, además, añadirle el Premio Especial al debut de Franco.

image

Caníbal terminó de redondear el éxito del cine español con su Premio a la Mejor Fotografía. Un gran trabajo de composición de planos y tonos fríos, que sacan a la ciudad de Granada una faceta lúgubre poco frecuente, con escenas de gran belleza rodadas en Sierra Nevada. Solo dos premios rompieron la hegemonía del castellano. La Concha de Plata al Mejor Actor para Jim Broadbent, por la afilada ironía británica que encarna en Le week-end; y el Premio al Mejor Guión para Quai d’Orsay, la divertidísima sátira política de Bertrand Tavernier. Esta última estaba entre las favoritas de la concurrencia, y no le faltan méritos. Pero quizá sea un buen ejemplo de ese equilibrio que se le debe exigir a un jurado de festival. El de tener la valentía de premiar a un cine de más calado por encima de obras de satisfacción inmediata.

PALMARÉS COMPLETO

Sección Oficial
Concha de Oro a la mejor película: Pelo malo, de Mariana Rondón
Premio Especial del Jurado: La Herida, de Fernando Franco
Concha de Plata a la mejor interpretación masculina: Jim Broadbent por Le week-end
Concha de Plata a la mejor interpretación femenina: Marian Álvarez por La herida
Concha de Plata a la mejor dirección: Fernando Eimbcke por Club sándwich
Premio del Jurado al mejor guión: Antonin Baudry, Christophe Blain y Bertrand Tavernier  por Quai D’Orsay
Premio del Jurado a la mejor fotografía: Pau Esteve Birba por Caníbal

Otros premios
Premio de Nuevos Directores: Of horses and men, de Benedikt Erlingsson
Premio de Horizontes Latinos: O lobo atras da porta, de Fernando Coimbra
Premio Cine en construcción: La salada, de Juan Martín
Premio TVE-Otra Mirada: Jeune et jolie, de François Ozon
Premio del Público Wuaki TV: Like Father, Like Son, de Hirokazu Kore Eda
Premio del Público a la mejor Película Europea: About Time, de Richard Curtis
Premio Irizar a la mejor película vasca:Asier ETA Biok, de Aitor Merino

Premio Euskaltel de la Juventud: Wolf, de Jim Taihuttu
Premio FIPRESCI: Quai D’Orsay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s